Pontevedriña

0 Flares 0 Flares ×

El verano de 2000 fue ajetreado en política local. El Gobierno local de Pontevedra, encabezado por Miguel Anxo Fernández Lores, eliminó una actividad de elevado interés cultural y social: el nombramiento de la reina de las fiestas de A Peregrina, una convocatoria de gran calado entre cierto sector de la población al que, llegado agosto, le faltaba tiempo para averiguar el nombre de la muchacha elegida y ponerla a parir en El Carabela, el Blanco y Negro y A Ferrería. Quienes año tras año descuartizaban verbalmente a la reina de las fiestas dedicaron aquel agosto a calificar de radical al BNG por romper con las tradiciones. Ay…

El equipo de Lores gobernaba entonces en minoría, con apoyos puntuales de los socialistas. La impresión general era que aquel Gobierno local se iba al traste en cualquier momento: nos habían dejado sin reina de las fiestas, protestaban contra los toros y no tenían previsto ir a las procesiones religiosas ni al baile del Liceo Casino. Ay…

Han pasado casi 13 años y Lores resiste. Resisten también los pontevedreses selectos, que son quienes esta semana trajeron a mi mente aquel ajetreado verano. Qué decirles, su idea de clase podía ser un poco más efímera e irse a tomar viento. Ya no hace falta hacer gala de pedigree para operaciones tan cotidianas como ir a comprar salchichón en el supermercado o sentarse en una terraza; en los colegios públicos los niños se malean tanto como en los colegios privados; las bicicletas no pertenecen a ninguna clase social y en las terrazas hay sitio para todos, siempre y cuando la lluvia lo permita. Se llama evolución.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×
 

luisaperezpuga

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>